¿Cómo saber si una piedra malaquita es real?

piedra malaquita

La piedra malaquita es uno de los minerales más bonitos para elaborar joyas. Su color verde característico hace de ella una piedra única, pero ¿sabrías diferenciar entre una auténtica de otra que no lo es? Aquí te contaremos cómo diferenciarla con unos sencillos trucos. Y es que este mineral tan popular ha despertado verdaderas pasiones a lo largo de la historia. ¡Incluso los faraones de Egipto tenían malaquita en sus coronas!

Propiedades de la piedra malaquita

Esta tiene propiedades protectoras, curativas y energéticas. Protectora porque absorbe las malas energías, de hecho, se suele usar como amuleto. También es una piedra con propiedades sanadoras, una excelente aliada para aliviar los dolores propios del parto, así como a luchar contra el vértigo y otra serie de problemas. Asimismo, ayuda a mejorar la concentración y nos da paz. Y energética porque reduce los pensamientos negativos y mejora nuestro bienestar interno. Y ¡es esencial en los ejercicios de meditación!

Trucos para saber si es una piedra auténtica o falsa

Lamentablemente, en el mercado podemos encontrar piedras sintéticas que se venden como auténticos minerales. Para aquellos que no tienen un ojo experto es difícil diferenciar unas piedras de otras, pero ¡no te preocupes! Aquí te damos una serie de trucos para saber si la piedra malaquita que tienes entre tus manos es real o no.

Color verde

Su color verde oscuro característico nos puede ayudar a saber si estamos delante de un mineral o un producto sintético. Sin embargo, podemos encontrar esta piedra con diferentes tonalidades verdosas, desde un tono pastel a uno brillante. Si tiene alguna coloración negra no es real.

Baja dureza

También se puede echar mano de la geología. Pues los datos dicen que su dureza es de 3,5 a 4 en la famosa escala de Mohs, muy por debajo del cuarzo y el topacio. Esta escala va del 1 al 10 y es excepcional para clasificar los minerales por su dureza.

Produce efervescencia con el ácido clorhídrico

Una piedra real produce una reacción efervescente si le aplicamos ácido clorhídrico. Si esto no sucede… ya sabes por qué es. Desgraciadamente, cada vez es más habitual encontrar piedras sintéticas, las cuales nos venden como naturales.

Distancia de las rayas

Si ves que presenta unas rayas muy separadas entre sí, entonces es una piedra falsa. En estos casos es aconsejable ver diferentes imágenes de esta piedra para poder reconocer a simple vista si las rayas están demasiado separadas o no.

Pesada y fría al tacto

No todos los minerales pesan igual, ¡al contrario! Existe una gran variedad de pesos. La verdad es que la malaquita es tan pesada como el granate. Y es fría al tacto. Si tienes una piedra que es ligera y además está caliente o es fácil de calentar con las manos… huye.

Bandas imperfectas

Este mineral nos fascina, además de por su color verde, por sus preciosas bandas. Si ves que estas son demasiado perfectas, no es una piedra auténtica. Esta se caracteriza justamente por sus bandas, de hecho, son las que hacen únicas al propio mineral. No hay una igual a otra.

¿Cómo activar esta piedra?

Una vez tengamos claro de que se trata de una piedra auténtica podremos proceder a activarla. Esto puedes hacerlo de dos formas diferentes. La puedes dejar unas horas al sol para que se cargue de energía o simplemente dejarla una noche bajo la luz de la luna llena. En ambos casos, debe estar directamente expuesta para recibir su energía. Y… ¡estará lista para usar! Mientras que para recargarla debes colocarla en un vaso con sal durante la noche. Al día siguiente solo tendrás que retirarla y secarla.

¿Por qué motivo circulan piedras falsificadas?

El motivo principal es que sus precios son más baratos. Los minerales siempre han causado una verdadera expectación entre la gente de todas las épocas. Así, ya en tiempos de los faraones se falsificaban piedras preciosas y semipreciosas. También se debe a una gran demanda de minerales que no se caracterizan por su abundancia, y es más rentable crearlos. Y también porque hay demanda en el sector de la joyería.

Esta piedra semipreciosa ya se usaba en la Edad Media

Antiguamente este mineral se empleaba para elaborar un precioso pigmento de color verde. Este era muy utilizado en obras pictóricas. Además, aguantaba muy bien el paso del tiempo. No hay más que ver obras clásicas como la de “Baco y Ariadna” de Tiziano para ver el uso de este mineral. En este caso, fue para crear las hojas de los árboles del cuadro, junto con pigmentos de otros minerales.

¿Cómo adquirir piedras preciosas?
Elegir con éxito un par de zapatos de hombre cuando se quiere ser chic